Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Blog de Historia del periodismo

Blog de Historia del periodismo

Noticias de última hora e Información útil en la sociedad de consumo.

Casas de superadobe que resisten los sismos

 

MADRID (24/1/2011). ©© Redacción de Historia del Periodismo (Equipo de RHP)

 

En el desierto de Mohave se erigen un tipo de casas ecológicas, que resisten los incendios, los terremotos y además son económicas, según pretende argüir su artífice Nader Khalili, quien está convencido de que "un día bien podrían construirse en la Luna".

 

 

Levantado en Hesperia, a las puertas del desierto al noroeste de Los Angeles, el pueblo experimental de Khalili parece a primera vista un sembradío de champiñones, pero de cerca pueden distinguirse puertas y ventanas que dan aire a estas pequeñas edificaciones redondas y de menos de tres metros de altura. Estas residencias se confunden con el paisaje desértico gracias al color arena de los materiales con que se construyen: la gran mayoría productos de esa misma zona.

-Volver a la tierra me parecía obvio. No inventé nada, todas las civilizaciones mediterráneas se sirvieron de la tierra sobre la que vivían-, indicó este arquitecto de origen iraní, instalado en Estados Unidos desde 1971.

 

 

 


Ex diseñador de rascacielos, logró hacer realidad su concepto en el CalEarth Institute [Instituto para la Arquitectura y el Arte de la Tierra de California] que dirige en Hesperia.
 

"Cavamos el suelo. La tierra se reúne en sacos cerrados que se amontonan y luego se empieza a compactar", explicó este hombre bajito de barba canosa. "Todo consiste en la forma redonda, tanto para los pequeños domos como para la casa grande: todo se sostiene en arcos". "La forma tradicional de una casa cuadrada con paredes verticales es lo ideal para que un día se derrumbe, en cambio con el arco nada puede caerse", afirmó.

 


Una vez que la casa está levantada, se calienta el interior como si se tratara de un horno de cerámicas, de manera de consolidar la terracota que sostiene la estructura, y así se da por terminada una vivienda que no cuesta más de $90 mil y el sudor de tres obreros durante una semana.
 

Estas residencias fueron bautizadas -superadobe-, en alusión a las primeras casas de adobe construidas por los colonizadores españoles de California, que se alimentaban de energía propia y tenían una temperatura ideal gracias a una juiciosa distribución de los espacios y ventanas.

 

 

 

Estos prototipos llamaron la atención de la NASA, por lo que desde 1985 el arquitecto y los responsables del programa lunar de la agencia espacial estadounidense se han reunido con la idea de construir las primeras bases sobre el satélite de la Tierra.

Pensar en materiales de construcción muy pesados en la luna es algo imposible, pero las tierras lunares deberían ser más que suficientes para edificar allá, según cree Khalili. Las autoridades de California, uno de los lugares más sísmicos en el mundo, aprobaron hace poco tiempo construir casas basándose en los planos de Khalili, cuya idea también ha llamado la atención de la Organización de Naciones Unidas.


Representantes del Alto Comité para los Refugiados [HCR] y el Programa del Desarrollo [PNUD] llegaron hasta Hespería para llevarse la idea de los pequeños domos a lugares también sísmicos como Irán, en 2002, y Pakistán, en 2005.

-Imagínense un mundo donde todos los refugiados tuvieran un albergue. Además que no cuesta nada-, propone Nader Khalili, profeta de esta técnica para estudiantes que lo visitan cada año.

 

Otras fuentes e información relacionada: http://noticias.arq.com.mx/Detalles/9232.html.

 

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post