Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Blog de Historia del periodismo

Blog de Historia del periodismo

Noticias de última hora e Información útil en la sociedad de consumo.

El micro-relato, un nuevo subgénero narrativo

  

 

MADRID (27/1/2011). ©© Redacción de Historia del Periodismo (Equipo de RHP)

 

En los tiempos que corren, parece que el 'micro-relato' se ha convertido en el nuevo sub-género de las audiencias y la inmensa mayoría de los lectores. Por su enorme poder de síntesis, exige una cuidadosa construcción  que debe transmitir la intencionalidad del mensaje, con claridad.

  

Su principal característica es la elipsis; existe una serie de elementos que se suponen sobreentendidos por el lector y que requieren -por parte de éste- agudeza para decubrirlos, aunque, muchas veces, no es tan fácil hacerlo y la interpretación se vuelve subjetiva como en el caso de "El dinosaurio", un mini cuento de Augusto Monterroso.

 

“EL DINOSAURIO”
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

                                                                                             Augusto Monterroso 

 

Un importante número de relatos breves son muy claros y no requieren de un mayor análisis:

   

“JUSTICIA”
Hoy los maté. Ya estaba harto de que me llamaran asesino.

                                                                                                           Jaime Muñoz Vargas

“EL HOMBRE INVISIBLE”
Aquel hombre era invisible, pero nadie se percató de ello.

                                                                                                        Gabriel Jiménez Emán

  

 En otros, en cambio, se requieren algunos conocimientos previos:

“SU AMOR NO ERA SENCILLO”

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse. En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.

                                                                                                         Mario Benedetti

O mucha imaginación:

 

“EL EMIGRANTE”

- ¿Olvida usted algo?
- ¡Ojalá!                                

              Luis Felipe Lomelí

 

¡Arriad el foque!, ordena el capitán. ¡Arriad el foque!, repite el segundo. ¡Orzad a estribor!, grita el capitán. ¡Orzad a estribor!, repite el segundo. ¡Cuidado con el bauprés!, grita el capitán. ¡El bauprés!, repite el segundo. ¡Abatid el palo de mesana!, grita el capitán. ¡El palo de mesana!, repite el segundo. Entretanto, la tormenta arrecia y los marineros corremos de un lado a otro de la cubierta, desconcertados. Si no encontramos pronto un diccionario, nos vamos a pique sin remedio.

                                                                                                           Ana María Shua

En los dos que planteamos a continuación se percibe cierto humor negro:

“HABLABA Y HABLABA...”

Hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba. Y venga hablar. Yo soy una mujer de mi casa. Pero aquella criada gorda no hacía más que hablar, y hablar, y hablar. Estuviera yo donde estuviera, venía y empezaba a hablar. Hablaba de todo y de cualquier cosa, lo mismo le daba. ¿Despedirla por eso? Hubiera tenido que pagarle sus tres meses. Además hubiese sido muy capaz de echarme mal de ojo. Hasta en el baño: que si esto, que si aquello, que si lo de más allá. Le metí la toalla en la boca para que se callara. No murió de eso, sino de no hablar: se le reventaron las palabras por dentro.

                                                                                                    Max Aub

“PIROMANÍA”

-Ardo en deseos de estar contigo-, le dijo ella abrazándolo, mientras él  la acariciaba distraído, sonreía enigmaticamente y observaba atentamente por televisión como los bomberos luchaban contra el incontenible incendio en el bosque donde había estado el día anterior.

                                                                                                 Álvaro Gómez Castro

 

En fin, como podemos observar, hay micro-relatos para todos los gustos ♦

Otras fuentes e información relacionada en: Weblog Universitas.

 

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post