Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Blog de Historia del periodismo

Blog de Historia del periodismo

Noticias de última hora e Información útil en la sociedad de consumo.

El voyeurismo: una conducta delictiva

MADRID (19/12/2010). ©© Redacción de Historia del Periodismo (Equipo de RHP)

 

El voyeurismo -un tipo muy común de escoptofilia- es una perversión que satisface una tendencia parcial infantil y consiste en presenciar el acto sexual o la desnudez ajena. En todos los casos, su practicante concentra la atención sobre el acontecimiento y no sobre la personalidad de los individuos observados.

 

En general, la escopofilia o mixoscopia (más comunmente conocido como voyeurismo) es una conducta sexual en la que el individuo se excita con la contemplación furtiva de otras personas. Para que se produzca la excitación sexual del voyeur (o mirón), se deben dar dos condiciones: (i) que las personas observadas estén en situaciones que él considere eróticas y (ii) que desconozcan estar siendo espiadas.

 

 

 

Estas situaciones pueden ser variadas, como, por ejemplo: encontrarse en ropa interior o desvistiéndose; pillar a alguien in fraganti completamente sin ropa u observar a una pareja en la intimidad.

La característica principal del voyeurismo consiste en espiar sin ser visto. A diferencia de como lo muestran las películas, el voyeur no es un violador ni un abusador; no agrede sexualmente, no amenaza ni pone en alerta a sus víctimas.

 

El voyeur consigue la excitación siendo consciente de que las otras personas ignoran que están siendo observadas, por lo tanto, no tiene interés en alertarlas de su presencia.

 

El voyeurismo es practicado en un 99 % por hombres y en su gran mayoría son heterosexuales. Frecuentemente, los hombres se excitan contemplando a una mujer desnuda o una escena de sexo, la diferencia está en que para el voyeur es una conducta compulsiva y repetitiva.

 

En el voyeurismo se corren riesgos para poder espiar a las víctimas y en la mayoría de los casos el mirón se masturba hasta conseguir el placer de la eyaculación, por la excitación que le produce esta situación.

 

Este tipo de conducta sexual, incluída dentro del grupo de las parafilias más extendidas, se considera un trastorno psicológico cuando se lleva practicando como mínimo 6 meses o cuando interfiere en el normal desempeño de nuestras actividades diarias en el ámbito laboral, social o familiar.

 

Hoy día, gracias a que el voyeurismo es considerado un delito, en muchos casos, por suerte, quienes practican recurrentemente esta actividad, al ser descubiertos, son denunciados y es así como llegan a las consultas psicológicas para tratar de curar su enfermedad, ya que es muy difícil que un mirón busque ayuda por sus propios medios ♦

 

Otras fuentes e información relacionada en:  Infosexual.net: El blog del amor, la pareja y la amistad.

 

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post

mirta 07/15/2016 21:29

hola por favor ayudenme, encontre enmi casa microfonitos, y conectada la cam , hace un tiempo tuve una pareja , que creo me sacaba fotos dormda y tambien me he despertado y no podia volver a mi cuerpo el estaba comiendo hasta un queso podrido , ambos estallan en ira y no sabes porque, mi ex marido a jugadoa otello el celoso y ha llega