Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Blog de Historia del periodismo

Blog de Historia del periodismo

Noticias de última hora e Información útil en la sociedad de consumo.

¿Existen las ‘snuff movies’ o se trata de una simple leyenda urbana?

 

MADRID (05/12/2010). ©© Redacción de Historia del periodismo (Equipo de RHP)

 

Hay mucha gente que cree en la existencia de las "snuff movies", pero no hay nadie que afirme realmente haber visto alguna. ¿Sabes lo que es una ‘snuff movie’? Es un tipo de película que contiene grabaciones de asesinatos brutales, vejaciones y torturas reales. Su finalidad es registrar estos actos, mediante algún soporte audiovisual, y posteriormente distribuirlos comercialmente para el entretenimiento de una audiencia muy peculiar.

  

   

 

El término ‘snuff’ funciona como sinónimo de ‘matar’, y fue utilizado por primera vez en 1971, en el libro de Ed Sanders The family: the story of Charles Manson’s dune buggy attack battalion, que trata sobre los asesinatos de Charles Manson.

 

 No obstante, el concepto de ‘película snuff’ o ‘snuff movie’ no apareció hasta 1976, cuando se filmó ‘El ángel exterminador’. Los distribuidores de la película añadieron un final en el que, supuestamente, se podía ver un asesinato real, y el productor, con el propósito de generar polémica y dar a conocer la película, escribió cartas al New York Times haciéndose pasar por un ciudadano preocupado y contrató actores para que protestaran en contra del filme.

 

 Existen varios vídeos que muestran suicidios y muertes de personas, aunque no pueden ser considerados ‘snuffs’, porque no tienen como finalidad su comercialización. El hecho es que, evidentemente, si hay alguna persona que produce una película ‘snuff’ y la comercializa se somete a severas repercusiones legales, por tanto, es realmente difícil hacerse con alguna. Lo más cercano a una ‘snuff movie’ son las supuestas grabaciones que habría realizado David Berkowitz de algunos de sus numerosos crímenes. Estas cintas circularían dentro de la secta norteamericana la "Iglesia de Satán".

 

El asesino en serie Charles NG también habría filmado sus crímenes con la intención de distribuirlos comercialmente. A pesar de que el FBI niega su existencia, un investigador de la Oficina del Fiscal del Distrito de Carolina del Norte confirmó -en secreto- que las cintas estaban en poder de la agencia ♦

 

Otras fuentes e información relacionada en: Saberia.com.

 

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post