Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Blog de Historia del periodismo

Blog de Historia del periodismo

Noticias de última hora e Información útil en la sociedad de consumo.

La concepción de lo mítico

 

MADRID (13/12/2010). ©© Redacción de Historia del periodismo (Equipo de RHP)

 

 Dentro del ámbito de un enfoque histórico y psicológico, generalmente, se acepta una Götterdämmerung: el ocaso de los Dioses y la Creación. Para muchos, todavía los mitos son “Urdummheit” primigenia. Es decir, en palabras de E. Cassirer, podemos hablar de "Los poderes del mito".

 

 

  

  

El hecho concreto es que, si bien es cierto que los mitos originales -es decir, los más antiguos- han llegado hasta nosotros vestidos con un ropaje poético, simbólico y hasta fantástico, su esencia va mucho más allá de su forma tradicional. En otras palabras: un mito, para ser mito, no forzosamente tiene que ser un “cuento”. J. Hofmeister señala al respecto: “se entiende por mito toda representación de las relaciones metafísicas entre la naturaleza y la vida humana, cuando esta representación está basada sobre ciertos componentes de la realidad interpretados como poderes y fuerzas divinas o metafísicas, expresándose la esencia de los fenómenos mediante imágenes en lugar de conceptos”.

 

 Frente a este enfoque se ubica, prácticamente en la vereda opuesta, el enfoque racionalcientífico que considera al mito solamente como un sucedáneo del conocimiento; como una especie de parche provisorio cuya finalidad principal es la de tapar los baches de nuestro saber. Según esta concepción, los mitos no serían más que el testimonio de una “estulticia ancestral” ( fueron vencidos y sojuzgados por fuerzas superiores. Mientras estas fuerzas mantienen la plenitud de su poder en lo intelectual, moral, ético y artístico, el mito se mantiene domado y sojuzgado. Pero en el momento en que empiezan a perder ese poder, el caos ha regresado.

 

Comienza entonces a levantarse de nuevo el pensamiento mítico para impregnar toda la vida cultural y social del ser humano” Esta teoría de los mitos como manifestación de ignorancia falla, sin embargo, cuando se trata de explicar ciertos fenómenos concretos que se observan en todas las grandes culturas como, por ejemplo:

 

  • La búsqueda deliberada y sistemática orientada a recopilar los antiguos mitos perdidos, búsqueda ésta que se puede detectar en casi todas las civilizaciones justamente en la etapa en que han alcanzado su máximo desarrollo tecnológico y científico.
  • La importante vigencia que tienen los grandes mitos aún en el ámbito científico dónde todo análisis en profundidad revela la persistencia y permanencia de estructuras y elementos fuertemente míticos.
  • La prácticamente constante referencia, directa o indirecta, que todas las teorías, doctrinas, ideologías o propuestas políticas hacen a elementos esencialmente míticos; tanto para ganar adeptos como para demostrar lo correcto de sus proposiciones en materia de organización social.

Hay que admitirlo; el problema que plantean los mitos es doblemente difícil: una vez por lo sutil y otra vez por lo complejo del tema. No hay una respuesta unívoca, clara y terminante para la cuestión. No se puede decir que los mitos son tan sólo una construcción simbólica (aunque utilicen símbolos con generosidad); tampoco alcanza una explicación puramente literaria y linguística como la intentó en su momento Max Müller; ni tampoco satisface el enfoque de Spencer quien veía en los mitos únicamente algo así como una expresión de deseos más o menos colectiva ♦

 

Otras fuentes e información relacionada en: Todo Mitos.

 

 

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post