Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Blog de Historia del periodismo

Blog de Historia del periodismo

Noticias de última hora e Información útil en la sociedad de consumo.

Los males del planeta en 2010

 

MADRID (3/1/2011). ©© Redacción de Historia del Periodismo (Equipo de RHP)

 

Terremotos apocalípticos (como el de Haití) y seísmos en Chile; mares contaminados por el petróleo en el Golfo de México; inundaciones e incendios; huracanes; la pérdida de cientos de especies y, por último, las bajas o cada vez más altas temperaturas, fuera de su época estacional, han sido sólo alguna de las muestras que han copado en 2010 el panorama climatológico y sostenible.

 


Si hacemos balance de los males de nuestro planeta en 2010, en primer lugar, podemos hablar de los terremotos de Puerto Príncipe, capital de Haití, ya que, en dos segundos, la ciudad quedó completamente destruida. El fenómeno causó más de 300.000 víctimas a una magnitud de 7 en la escala de Ritcher. Pero, los temblores de tierra no acabaron aquí, también los sufrió Chile, con un seísmo del 8,8%, que afectó al 80% del territorio patrio. Éste fue "el quinto de los mayores terremotos producidos en el mundo", según los geólogos. Pero, como aquí no acaba la cosa, un mes después, los seísmos causaron en Turquía 50 muertos, con una magnitud de 6; asimismo, en abril, se llevaron a 3.000 personas en China. Y, desde entonces, la furia de la Tierra prosiguió y se produjeron grandes temblores en México, Afganistán, Irán y Nueva Zelanda.


Aparte, una explosión de una plataforma petrolífera provocó la muerte de 11 trabajadores y el mayor accidente de vertido de crudo de la historia, cerca de la costa de Luisiana. Este accidente fulminó a miles de animales marinos. Tras cinco meses de duro trabajo, se cerró el pozo de petróleo, del cual habían salido 800 millones de litros.

 

La erupción del volcán Eyjafjällajokull, en Islandia, por otro lado, hizo que la mayoría de los vuelos aéreos quedasen cancelados durante mucho tiempo, por la intensa nube de polvo y ceniza.

 

Pero, tampoco debemos olvidar las inundaciones que se produjeron en Pakistán. Las fuertes y torrenciales lluvias, a finales de julio, afectaron a más de 20 millones de personas y destrozaron gran parte del país. Provocaron también enfermedades como la diarrea y el cólera; pero, quizá, lo más significativo es que destruyeron las cosechas, dejando a muchos paquistaníes sin sustento.

 

Rusia también se vio afectada por los incendios forestales. Murieron 60 personas y las pérdidas fueron multimillonarias. Con esto, Vladimir Putin comenzó a creer en el cambio climático.


En cualquier caso, hoy en día, cada vez más, los políticos piensan en la pérdida de especies y lo asumen como un gran problema para la biodiversidad. En una convención de la ONU en octubre, de los 193 países participantes, el 17% se iba a encargar de proteger las zonas terrestres, mientras que un 10% lo haría de las aguas marinas para el 2020.

Y es que, todas estas catástrofes ambientales han hecho que el 2010 sea un mal año para el planeta. Esto nos hace reflexionar sobre el hecho de que seguimos siendo vulnerables a las fuerzas de la naturaleza ♦

 

Otras fuentes e información relacionada en: On CEU, revista universitaria.

 

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post