Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Blog de Historia del periodismo

Blog de Historia del periodismo

Noticias de última hora e Información útil en la sociedad de consumo.

Tormentas solares y luces polares, tras muchos años de baja

 

MADRID (09/08/2010). © Redacción de Historia del periodismo (Equipo de RHP)

 

Definitivamente el Sol se ha despertado. El 1 de agosto la NASA detectó una intensa "tormenta solar" (debido a una erupción solar causada en una de sus caras); señal inequívoca de que el astro rey había entrado en otra fase de actividad magnética, como suele hacerlo cada 11 años, desde tiempos inmemoriales.

 

Dos tormentas solares registradas el pasado domingo 1 de agosto enviaron grandes cantidades de plasma hacia la Tierra e hicieron prever que el martes o el miércoles de este mes podrían verse auroras boreales en latitudes elevadas (sobre todo, al norte de París), después de varios años de baja actividad solar y pocas auroras. Las auroras, normalmente, sólo son visibles en las altas latitudes. Sin embargo, durante una tormenta geomagnética de este calibre puede que se generen auroras que iluminen el cielo en latitudes más bajas.

 

Y es que, el laboratorio solar de la NASA, el Solar Dinamics Observatory (SDO, por sus siglas en inglés) detectó una erupción en la superficie del Sol, que estalló e hizo volar toneladas de plasma (átomos ionizados) por el espacio. Ese plasma se está acercando a la Tierra y al chocar con los polos norte y sur de la magnetósfera terrestre producirá una luz difusa, pero predominante, proyectada en la ionosfera, conocida como "aurora boreal".

 

Según indicó el astrónomo Leon Golub, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CFA), la erupción "se dirige derecha a nosotros, y se espera que llegue temprano: el día 3 de agosto. Es la primera gran erupción dirigida hacia la Tierra en mucho tiempo". La erupción, llamada eyección de masa coronal, fue recogida por el observatorio solar que la NASA puso en marcha en febrero y ha proporcionado una serie de imágenes de gran definición en una variedad de longitudes de onda.

 

En la imagen se aprecia una mancha blanca en la parte izquierda del Sol y un arco oscuro en la parte superior

que indican una intensa actividad solar.

 

"Tenemos una hermosa vista de la erupción", señaló Golub. "Y podría haber nuevas vistas más hermosas por venir, si es que se desencadenaran las auroras", añadió.

 

 

Aparece hermosa luz polar en Dinamarca por la llegada de la tormenta solar a la Tierra. Gran cantidad de partículas solares colisionaron contra el campo magnético terrestre produciendo un efecto químico conocido como fenómeno de luz polar.  

 

Aparte, los astrólogos coinciden en que la actividad solar llegará a su clímax en el año 2012. El Sol, como toda estrella, no es tan tranquilo como parece. Nuestro lucero vespertino tiene un día, cada 11 años, en el cual despierta furioso; creando intensos campos magnéticos y lanzando cantidades ingentes de partículas cargadas o ionizadas por el espacio sideral.

 

Este fenómeno se conoce como "tormentas solares" que, a medida que se avecinan, hacen que los seres humanos se atormenten (debido al aporte de mayor cantidad de energía, capaz de calentar la atmósfera, los océanos y los continentes).

 

 

 

 

En efecto, el interés del público suele ser proporcional a la dosis de catástrofe asociada con estos fenómenos (y más si nos referimos a huracanes asociados a estas explosiones o a otros desastres).

 

Desde luego, "tormentas solares" ha habido siempre, pero hoy existe tal cantidad de equipos e instrumentos sensibles a variaciones violentas del campo electromagnético, que una intensa tormenta solar podría alterar el ritmo de vida en el planeta (y no sólo potenciando los tornados y huracanes).

 

Es más, podrían interrumpirse las telecomunicaciones, que se basan en la tecnología satelital: los instrumentos en órbita son sensibles a las tormentas solares y la alternativa para que no se dañen es apagarlos mientras dure el fenómeno (exactamente cómo aconsejan las compañías eléctricas en caso de tormenta atmosférica).

 

Las redes de distribución de energía eléctrica usan grandes transformadores que pueden llegar a dañarse debido a las corrientes inducidas por una intensa "tormenta solar". Esto significa un período de largos apagones en muchas regiones del globo. También en este caso, la respuesta es causar un breve apagón preventivo o recurrir a costosos aparatos protectores que algunas empresas, muy interesadas en propagar visiones apocalípticas relacionadas con las "tormentas solares", están promocionando para hacer el agosto.

 

El interés de la NASA, y otras agencias espaciales, en alarmar más de la cuenta a la opinión pública, radica en el recorte presupuestario aplicado a los programas satelitales de monitoreo del sol. Lamentablemente, los gobiernos han desviado muchos de los fondos públicos hacia otras "tormentas de fuego", como la del desierto en Irak o la de las amapolas en Afganistán.

 

 

En cualquier caso, los que viven en una región tropical, si bien es cierto que a menudo se tienen que privar de observar la más común y espectacular consecuencia de las tormentas solares, que son las auroras boreales (sólo visibles cerca de los polos), también es cierto que estan relativamente protegidos de los eventuales daños que una tormenta intensa podría causar en otras latitudes ♦

 

 

Otras fuentes e información adicional en: Diario digital Los Tiempos (por Francesco Zaratti)

                                                                 Noticias Terra

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post